Elegir el tamaño de tu bicicleta

¿Qué tamaño o talla de bici eléctrica elegir? Una vez hemos elegido nuestro tipo de bicicleta, es hora de elegir el tamaño o talla de la misma. La talla hace referencia a las dimensiones del marco de la bici y podemos encontrarla en 3 variantes. Talla genérica: (XS, S, M, L , XL y XXL), talla en centímetros (generalmente utilizada para modelos de carretera) y talla en pulgadas, usada sobre todo para mountain bike.

Elegir el tamaño correcto de bicicleta es importante para evitar posibles lesiones en la cadera, los hombros, la espalda o las piernas, sobre todo si se va hacer un uso frecuente.

Métodos para calcular la talla de tu bici

Lo primero que necesitamos son dos medidas muy importantes de orientación: la distancia en centímetros desde nuestra entrepierna al suelo y nuestra altura. Para realizar esta medición lo más práctico es apoyarse en una pared con la espalda recta y que alguien nos ayude a tomar las medidas. En su defecto podemos marcar la altura con el dedo o un objeto y proceder después a medir.

Ahora multiplicaremos el largo de pierna en centímetros por 0,21 para obtener una aproximación a la talla ideal del marco de la bici en pulgadas o por 0,65 para obtenerla en centímetros. Si es una bici de montaña, por 0,54 . Las medidas del chasis o la talla las proporciona el fabricante en sus especificaciones técnicas de modelo y a menudo es visible en el marco de la bici en una pegatina. También compararemos nuestra altura con la tabla de orientación y con éstos dos parámetros ya podremos hacernos una idea del cuál podría ser nuestra talla ideal. Haciendo los cálculos con nuestro ejemplo de arriba, veríamos que la talla ideal sería una “L” de 19 ó 20 pulgadas.

91cm x 0,21 = 18,11 pulgadas (Talla de bicileta L)

91 cm x 0,64 = 58,24 cm (Talla de bicileta L)

Tabla orientativa para elegir el tamaño de tu bicicleta

La tabla de debajo muestra correspondencias entre tallas y medidas. No obstante cabe decir que todas las tablas son orientativas, no literales, y que como cada persona es un mundo, lo aconsejable es probar una bici de la talla que pensemos que nos va a valer mejor antes de tomar la decisión de cuál comprar. Éstas tablas son valiosas para hacernos una idea o en el caso de que vayamos a aprovechar una oferta para comprar una bici eléctrica online.

1 PULGADA = 2.54 CENTÍMETROS

Las medidas de los cuadros de bicicleta de los fabricantes está basada en la distancia que va desde el eje inferior (donde encontramos los platos y los pedales) hasta la parte superior en sentido vertical (donde encontramos el sillín).

Calibrar la posición del sillín de tu bicicleta

Para calcular la altura óptima del sillín, existen varios métodos. El primero es una fórmula de orientación que consiste en multiplicar la medida en centímetros desde el suelo a nuestra entrepierna (estando de pie) por 0,885.

También se suele utilizar la medida en centímetros de nuestra zancada multiplicada por 0,885, pero nos parece un método más inexacto.

Y por último, otro método es el “método del talón” o de “extensión de rodilla“. Para ajustar el sillín con éste método, primero fijaremos nuestra bicicleta para que no ruede. Después colocaremos los talones en los pedales. Ahora pedalearemos suavemente hacia atrás y ajustaremos la altura del sillín hasta que en la posición más baja del pie (con la pierna estirada), no tengamos que hacer esfuerzo para mantener el contacto con los pedales. También hemos de fijarnos en que éstos no hagan mucha resistencia sobre nuestros pies. Al extender las piernas con los pies en su posición normal en los pedales, el ángulo de la rodilla debe ser de unos 150° (evitando la extensión total), Este punto de equilibrio óptimo es el que nos permitirá una conducción segura y un rendimiento correcto sobre la bici. Al finalizar, debemos comprobar que no perdamos nuestro balance horizontal de caderas al pedalear. Es decir, que no nos inclinemos a los lados al dar a los pedales.

En cuanto al calibrado horizontal, debes tener en cuenta es que no esté colocado demasiado hacia atrás, lo que te provocaría forzar la posición de tu espalda hacia adelante, creando hiperextensión. Debes poder llegar al manillar y los frenos de un modo natural sin forzar ni riñones ni columna vertebral hacia delante o hacia atrás.

⭐ Compartir este artículo